nuevos canabinoides

Nuevos canabinoides disponibles: lo bueno, la moda y lo feo.

Por el Dr. Peter Grinspoon, Director Médico de Q2 Clinic. En el lapso de unos pocos años, el segundo componente más abundante del cannabis llamado CBD (cannabidiol) pasó de ser una molécula relativamente oscura a una moda sanitaria que se ha extendido por todo el mundo. Se estima que actualmente uno de cada siete estadounidenses usa CBD de una forma u otra, lo que incluye miles de millones en ventas, millones de usuarios, ropa deportiva de CBD, fundas de almohada, hamburguesas, helados y, lo que sea. Pero a algunos les preocupa que el entusiasmo por esta molécula esté muy por encima de la ciencia real que justifica su uso. ¿Se está prestando poca atención a los problemas de seguridad, como las interacciones medicamentosas potencialmente peligrosas, en el entusiasmo por tratar el dolor crónico, el insomnio, la ansiedad y muchas de las otras afecciones que se cree que el CBD ayuda a aliviar?

El cannabis, sin embargo, está compuesto por hasta 600 moléculas diferentes. Unas 140 de estas moléculas se denominan «canabinoides» porque actúan sobre el sistema endocanabinoide de nuestro cuerpo, que es un vasto sistema de receptores y mensajeros químicos que ayudan a controlar muchas de nuestras funciones corporales más críticas, como el apetito, la inflamación, la temperatura de aprendizaje, procesamiento emocional y memoria. Era solo cuestión de tiempo hasta que estos otros canabinoides fueran descubiertos, investigados y comercializados. 

¿Cuáles son algunos de estos canabinoides recientemente disponibles que están apareciendo en artículos de noticias y anuncios? ¿Cuáles son sus supuestos beneficios y qué debería preocuparnos? 

CBN 

El cannabinoide no intoxicante CBN (cannabinol) está presente en pequeñas cantidades en la planta de cannabis, pero es principalmente un subproducto de la degradación del THC, el principal compuesto del cannabis que causa el «subidón» que la gente evita o busca. La marihuana que ha estado en el armario durante demasiado tiempo tiene la reputación de convertirse en una “marihuana vieja y soñolienta”, probablemente debido a las concentraciones más altas de CBN que contiene. El CBN se comercializa ampliamente por sus cualidades para inducir el sueño, pero si se revisa la literatura, es interesante notar que no hay mucha evidencia científica de que el CBD realmente le dé sueño – excepto por un estudio de ratas que ya tomaban barbitúricos, y que durmieron más cuando se le administró CBN. Sin embargo, muchas personas afirman que el CBD les da sueño, por lo que esta afirmación debe estudiarse más a fondo. Ciertamente podemos usar otros medicamentos para inducir el sueño que además son más seguros. Sin embargo, el CBN tiene potencial, al menos en estudios con animales, para actuar como estimulante del apetito y como agente antiinflamatorio – ambos usos médicos extremadamente importantes. 

Hay un estudio reciente realizado en Israel que demostró que las cepas de cannabis con mayor contenido de CBN se asociaron con un mejor control de los síntomas del TDAH en los seres humanos. (https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/32017685/) 

CBG 

El CBG o cannabigerol es otro cannabinoide no intoxicante de legalidad confusa en los Estados Unidos porque, técnicamente, si obtiene CBG del cannabis, es ilegal, pero si lo obtiene del cáñamo, es legal — aunque sea exactamente la misma molécula. El CBG tiene una amplia variedad de usos médicos potenciales, pero la mayoría de los estudios que se han realizado al respecto se han realizado en animales, por lo que es difícil extrapolarlo completamente a los humanos. Los experimentos en ratones han demostrado que puede disminuir la inflamación asociada con la enfermedad inflamatoria intestinal (https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/29562280/) y que puede ralentizar el crecimiento del cáncer colorrectal. También se ha demostrado, en ratones, que protege las neuronas en la enfermedad de Huntington, que actúa como antimicrobiano contra muchos agentes diferentes, incluido el virus MRSA, que es difícil de tratar y que causa tantas infecciones adquiridas en el hospital. El CBG también actúa como estimulante del apetito y para tratar las contracciones de la vejiga. Se cree que el CBG es una sustancia relativamente no tóxica cuyo principal peligro radica en la falta de regulación y estandarización que acompaña a toda la industria de suplementos en este país. Un estudio reciente similar a una encuesta (en humanos, por supuesto …) demostró eficacia en el tratamiento del dolor, la depresión, la ansiedad y el insomnio. (https://www.liebertpub.com/doi/abs/10.1089/can.2021.0058?journalCode=can#.YWMiq2QOBoY.linkedin) 

THCV 

Si tuviera que elegir un cannabinoide no intoxicante favorito, sería THCV, o tetrahidrocannabivarina, porque tiene un gran potencial para ayudar a aliviar nuestras epidemias relacionadas de obesidad y diabetes. Hay datos sólidos en animales de que reduce los niveles de insulina en ayunas, facilita la pérdida de peso y mejora el control del azúcar en sangre. En un estudio en humanos de 2016 en Diabetes Care (https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/27573936/) se demostró que el THCV mejora significativamente la glucosa en ayunas, la función de las células beta pancreáticas (es decir, las células que producen insulina y que finalmente fallan en diabetes), así como varias otras hormonas asociadas con la diabetes. Fue bien tolerado sin efectos secundarios significativos. En lugares como Israel, donde el estudio de los canabinoides es mucho más avanzado que en los Estados Unidos, debido a leyes menos restrictivas, los canabinoides como el THCV se están mejorando a niveles terapéuticos y se están estudiando de manera agresiva. 

Un futuro emocionante 

La aceptación del cannabis medicinal está creciendo: actualmente el 94% de los estadounidenses apoyan el acceso legal al cannabis medicinal, y el resto del mundo va en una dirección similar. En lo que prácticamente todo el mundo está de acuerdo es en la necesidad de realizar más investigaciones sobre el cannabis y los canabinoides: sus beneficios, sus daños y las formas en que podemos desarrollarlos y explotarlos de forma segura para mejorar la salud humana. Estamos en medio de un momento increíblemente emocionante con nuevos descubrimientos que ocurren a diario en la ciencia de los canabinoides, con canabinoides antiguos como CBG, CBN y THCV recientemente disponibles, y yo, por mi parte, no puedo esperar a ver qué depara el futuro.



Share

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More News